• Ponch

Libera tus Demonios: Ma

La película Ma nos muestra lo peligroso de las emociones reprimidas; aprende a liberarlas.


Ma, Universal Studios/Blumhouse Productions, 2019

“El rencor es como tomar veneno y esperar que mate a tus enemigos”, Nelson Mandela


La Historia de Ma


Octavia Spencer- ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto en 2011 por el drama Historias Cruzadas- y Tate Taylor- director de dicha cinta- se reúnen nuevamente en este thriller psicológico para retratar los peligros del bullying y las emociones reprimidas.


Sue Ann (Ma) y Maggie se conocen

La historia inicia cuando Maggie- una chica californiana de 16 años- se muda a Ohio con su madre- Erica- y busca encajar con un grupo de alumnos de su nueva escuela. Mientras tanto, Sue Ann- una asistente de veterinaria- vive con un severo trauma desde la adolescencia que marcó su vida.


La búsqueda por pertenecer a un grupo es el hilo narrativo que Maggie y Sue Ann comparten en esta cinta.


Sue Ann entabla amistad con Maggie y su nuevo grupo de amigos ofreciéndoles alcohol y un lugar para divertirse. Para los adolescentes, Sue Ann es a toda madre y tal vez por eso, la misma Sue les pide que la llamen: Ma.


Lo que los jóvenes ignoran es que Ma no es quien dice ser y que su amabilidad forma parte de una venganza por lo que vivió en la preparatoria… con los padres de todos ellos.



Viviendo en el Infierno


El mundo de Ma está torcido; vive dañada por un trauma. Un trauma provocado por los papás de sus amigos adolescentes y ahora quiere descargar su odio contra ellos.


Seguramente te ha pasado que un día te levantas con el pie izquierdo y parece que todo te sale mal: no hay gas, llueve, vas tarde, olvidaste la sombrilla, etc. Y entonces, ¡pum! explotas. Y no mides las consecuencias de tus actos.


Nota: yo soy zurdo, así que a mi me pasa cuando me levanto con el pie derecho.


Ahora imagina que ese mal día lo vivieras todos los días durante los últimos 10, 15, 20 años. Yo no me imagino, pero debe ser un infierno. Eso es lo que vivía Ma: un infierno.


Las emociones reprimidas de Ma hacen que viva un infierno

Cuando alguien tiene un trauma tan severo es como comprimir emociones negativas por largo tiempo hasta el punto en que la presión es tan extrema que su mundo se tuerce y explota.



El Efecto Búmeran


Por querer pertenecer al grupo de chicos populares, atractivos, blancos y cool de la escuela, en su adolescencia Ma cayó en una trampa sexual que rompió su vida y la traumó para siempre.


“Lo que me hicieron; esa humillación, nunca desaparece”, Ma

El bullying o acoso no es algo nuevo. Lo vivieron nuestros padres, sus abuelos y más. Ahora lo novedoso es que la humillación se vuelve viral en cuestión de minutos, pero las redes sociales no cambiaron nuestra sociedad, simplemente la han evidenciado tal y como es.


Si lo piensas, detrás de las ‘mentes más retorcidas’ que han cometido masacres, abusos y actos inhumanos, muchas veces hay personas acosadas, rechazadas, humilladas, excluidas, etc. Por eso, el acoso daña no sólo a quien lo padece, sino a toda la sociedad.


Tarde o temprano el daño regresa, con mayor fuerza y alcance. Es el Efecto Búmeran, el Karma de la sociedad.


Liberando tus Demonios


Yo creo que todos tenemos traumas en mayor o menor grado. Con el tiempo uno va lidiando con sus propios demonios y- aparentemente- la mayoría de las veces logramos domarlos.


Pero con tantos contextos diferentes, oportunidades desiguales y como cada cabeza es un mundo, hay veces que los demonios escapan de sus dueños y se salen de control.


Los demonios de Ma se apoderaron de ella y terminó por sacar su odio torturando y matando.



Reprimir las emociones no es una buena idea, puede ser tan grave o tan simple según como cada uno maneje la situación.


Por eso te recomiendo que hagas el hábito de identificar, encauzar y liberar tus emociones, expulsar tus demonios.

Si te sientes excluido(a), acosado(a) o humillado(a), habla de esto con alguien en quien confíes para encontrar la forma de superarlo y- si va más allá de tu control- busca ayuda profesional. Todos deberíamos hacerlo alguna vez.


Del mismo modo, si ves que alguien está siendo acosado(a), rechazado(a), etc., ayúdalo(a). Ese gesto podría cambiar la vida de esa persona y- sin saberlo- podrías estar evitando la próxima masacre.


Todo abuso- físico y psicológico- tiene sus consecuencias. Pero recuerda que tú puedes tomar el control de tu vida y de tus emociones; puedes reprogramarlas con el MVP.


¡Hasta la vista!



###


Las fotos son de Ma, Universal Studios/Blumhouse Productions, 2019.