• Ponch

El Éxito de lo Absurdo: The Disaster Artist

La película The Disaster Artist nos muestra cómo lo absurdo tiene un lado brillante.


Tommy Wiseau, The Disaster Artist, New Line Cinema/Good Universe/A24/Warner Bros. Pictures, 2017

“Todas las grandes hazañas y todos los grandes pensamientos tienen un comienzo ridículo.”, Albert Camus (filósofo, dramaturgo y periodista argelino)


Una Aventura Absurda


Greg Sestero y Tommy Wiseau

The Disaster Artist es una cinta de comedia biográfica del 2017 dirigida por James Franco y protagonizada por él mismo, su hermano Dave, Seth Rogen, etc. Narra el camino de los actores Tommy Wiseau y Greg Sestero en la producción de la cinta “The Room”, considerada una de las peores películas de la historia.


Con un presupuesto de $10 mdd, la cinta logró recaudar $29 mdd y tuvo una muy buena recepción entre los críticos. James Franco ganó el Globo de Oro a Mejor Actor por su interpretación de Tommy Wiseau y la cinta obtuvo una nominación al Óscar en la categoría de Mejor Guion Adaptado.


Con el afán de triunfar en Hollywood, dos amigos viajan a Los Ángeles donde luchan incansablemente por su sueño a pesar de los tropiezos. Juntos toman la decisión de ser ellos mismos los creadores de su destino y se embarcan en una aventura tan absurda e irreal que resulta exitosa… aunque en otros términos.



El Valemadrismo Ante la Vida


Tommy Wiseau durante un casting

Fascinado por su arrojo y desparpajo, Greg Sestero se acerca a Tommy Wiseau tras una clase de actuación y se vuelven buenos amigos a pesar de los extraños hábitos y el halo de misterio que rodea a Tommy.


Nada alrededor de Tommy es normal: su acento, su posición económica, su forma de ser y actuar dentro y fuera del escenario, etc. Así se desborda la admiración de Greg hacia Tommy.


“Cuando estoy en el escenario en frente de todos sólo pienso ‘¿qué tal si se ríen de mi?’ En cambio tú, eres tan audaz. Quiero sentir eso también”, Greg Sestero a Tommy Wiseau

En la escuela conocí a alguien así: intrépido, valiente, irreverente, invencible. Un Tommy Wiseau pero sin esas excentricidades ni locuras excesivas. Por supuesto, era el centro de atención.


De él aprendí cosas que hoy son consideradas políticamente incorrectas pero que se mantienen vigentes porque las ideas pueden cambiar, pero la naturaleza humana es la misma.


Tommy Wiseau dirigiendo su película "The Room"

Lo más sorprendente de personajes como Tommy Wiseau es la valentía de hacer lo que quieran sin importar lo que digan los demás: su ‘valemadrismo’ ante la vida.

Tommy tenía un nivel de valemadrismo casi patológico. Cualquiera diría que sufría de desequilibrio de personalidad y evasión de la realidad. En cualquier caso, tenía todo el tipo del artista incomprendido que ve lo que nadie ve con una sensibilidad mística y delirante.


Pero por otro lado, alguien tan ensimismado y osado como Tommy corre el peligro de lograr lo que se proponga a pesar de todo y de todos.





Abraza Lo Absurdo


Greg y Tommy durante el rodaje

La decisión de Tommy y Greg de alcanzar sus sueños por sus propios medios es tan inspiradora como absurda. Es tal vez esa mezcla de pasión y sueño guajiro lo que encumbra a los personajes al nivel de artistas soñadores de los que dan pena ajena.


Pero la vida es eso: una cuestión de decisión. Y de actitud.


En ocasiones lo absurdo de nuestras decisiones tienen su origen en una visión totalmente nublada por nuestros deseos, historia de vida, emociones latentes y circunstancias pasadas y presentes.


En The Disaster Artist no sabemos la historia de vida de Tommy y eso lo hace más intrigante. Pero lo que sí sabemos es que no toma decisiones a la ligera y hace que las cosas sucedan.


“Ambos tenemos el sueño de ser famosos. Ahora lo seremos. Vamos a demostrárselos”, Tommy Wiseau a Greg Sestero

¿Qué prefieres: alcanzar tus sueños a pesar de lo que digan los demás o prestar atención a los demás y nunca alcanzar tus sueños?


Yo prefiero lo primero. Toda la vida.


Y estar desconectado de la realidad como Tommy Wiseau, ayuda. Aunque hay que estar algo enfermo para alcanzar ese nivel de absurdo e inmunidad ante la crítica, al final tiene sus ventajas.


Póster de "The Room" protagonizado por Tommy Wiseau en "The Disaster Artist" (izq), Original (der)

En la vida real, la película de Tommy y Greg, “The Room”, fue tan mala, que terminó siendo buena y se convirtió en una película de culto. Así que la historia de Tommy y Greg es sobretodo una historia de perseverancia y éxito. Aunque el éxito alcanzado no siempre sea el éxito esperado.


The Disaster Artist es una cinta que inspira, provoca, da gusto y pena ajena a la vez. Así como Tommy Wiseau, tal vez si evitamos que el juicio de los demás nos afecte y abrazamos lo absurdo de manera natural y decidida podríamos lograr grandes hazañas que no alcanzaríamos de otro modo.


Seamos realistas, busquemos lo imposible y demos una oportunidad a lo absurdo.


¡Hasta pronto!



###


Las fotos son de The Disaster Artist, New Line Cinema/Good Universe/A24/Warner Bros. Pictures, 2017.